Filosofía

Como damos a luz importa.

Creo en la capacidad de la mujer para dar a luz. Nuestros cuerpos ya saben cómo hacerlo, fuimos diseñadas para ello. Cada mujer recuerda vívidamente el nacimiento de su bebé, por lo tanto, es muy importante que lo recuerde como un hermoso momento de su vida. Por otra parte, cada parto es diferente, por lo tanto, tenemos que estar abiertos a aceptar esas diferencias y actuar en consecuencia. No hay una manera “correcta” o “incorrecta” de dar a luz; cada mujer tiene su propia forma de hacerlo, y hay que honrar y respetar esa forma.

Nuestra sociedad ‘moderna’ , por alguna razón, tiene una tendencia de ver el nacimiento como una especie de enfermedad. Por desgracia, esta forma de pensar nos trae un montón de dudas y temores a muchas personas. Pero no hace mucho tiempo, y todavía en algunos lugares del mundo, el nacimiento es tratado como lo que es: algo natural. Y a la mujer en trabajo de parto, se le dá el tiempo y el apoyo que necesita durante el proceso.

Es mi deseo que podamos volver un poco a nuestras raices, y solo con apoyo y sin interrupciones, dejar que cada mujer encuentre su propio camino en este momento tan especial de su vida.